Tratamientos de la hipoxemia y cómo se le diagnostica

Tratamientos de la hipoxemia y cómo se le diagnostica

La hipoxemia es una condición en la cual se da una baja saturación en los niveles de oxígeno, impidiendo que el cuerpo pueda funcionar de manera adecuada, siendo una condición que debe ser tratada debidamente, pues ante la falta de oxígeno en nuestro organismo, pudieran llegar a deteriorarse muchos de nuestros órganos, como el corazón.

¿Cómo se diagnostica la hipoxemia?

Esta condición, se puede diagnosticar al medir la cantidad de oxígeno en la sangre por medio de la oxometría de pulso. Este proceso se realiza con un pequeño dispositivo que se coloca en el dedo, llamado oxímetro o también oxímetro de pulso. Este aparato, realiza una lectura digital de la cantidad de oxígeno en nuestra sangre.

Para esta prueba, el médico especializado deberá extraer una pequeña muestra de sangre de una de las arterias de la parte inferior de la muñeca. De esta forma, la sangre pasará a ser analizada y lograr determinar la cantidad de oxígeno que se encuentra en ese momento en nuestro organismo.

Tratamiento para la hipoxemia

Según la gravedad de la condición que se por la hipoxemia, dependerá el tratamiento que la persona deberá recibir. Entre algunos tratamientos, podemos mencionar:

La terapia de oxígeno. El médico profesional pudiera tener que utilizar oxígeno todo el tiempo si el paciente llegara a padecer de una hipoxemia severa.

También existe la rehabilitación pulmonar, en donde la hipoxemia está relacionada a otras condiciones como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) donde el tratamiento consistirá en una serie de ejercicios, nutrición y educación de la enfermedad. Aquí, la persona deberá aprender a ahorrar su energía diaria, para controlar su respiración.

Entre otros tratamientos, también se encuentra la implementación de una simple máscara de plástico desechable, esto para controlar los niveles bajos de oxígeno.

Anuncios