La Insuficiencia Cardíaca y la Ortopnea

La Insuficiencia Cardíaca y la Ortopnea

Un síntoma propio del trastorno de dificultad respiratoria o disnea es la ortopnea, que no es más que la dificultad para respirar mientras la persona se encuentra en posición de decúbito, es decir, tendido boca arriba en posición horizontal, debiendo luego procurar mantener la cabeza en posición erguida, sentado o de pie, a fin de procurarse una respiración más fluida, todo lo cual, genera múltiples trastornos en la salud y calidad de vida de la persona.

La insuficiencia cardíaca

La Ortopnea se encuentra asociadas a múltiples patologías propias del sistema respiratorio y del sistema cardiovascular, siendo una de ellas, la Insuficiencia Cardíaca, patología que se presenta cuando el corazón, como órgano clave del sistema circulatorio, tiene dificultad para bombear sangre al organismo de manera regular y efectiva.

La baja o deficiente circulación de sangre trae como consecuencia un suministro de oxigeno irregular, generando sensación de cansancio, fatiga, inadecuada eliminación de desechos, así como acumulación de líquidos y otros trastornos de salud, que inciden de forma directa en la estabilidad del organismo.

La Ortopnea como síntoma de la enfermedad cardiovascular

La insuficiencia cardíaca conlleva, entre otros síntomas, a la presencia de Ortopnea ya que dada la acumulación de líquidos, se incrementa la presión pulmonar que aunada al flujo sanguíneo se genera dificultad para respirar, trastorno asociado a la insuficiencia cardíaca congestiva.

Síntomas de la insuficiencia cardíaca

Entre los principales síntomas que dan señal de la existencia de un problema de insuficiencia cardíaca, encontramos:

 

  • Falta de aire: Se le dificulta recuperar el aliento, presión en el pecho, cansancio al caminar, ortopnea.

 

 

  • Fatiga constante.

 

 

  • Hinchazón de tobillos o pies.

 

 

  • Aumento de peso.

 

Anuncios