los zapotecas

El juego de la pelota en la cultura zapoteca

El juego de la pelota

Entre las costumbres más destacadas y singulares dentro de la cultura de los zapotecas, resalta el juego de la pelota. Esta es una de sus costumbres más importantes, la cual comienza con un ritual donde muestran la gratitud hacia sus dioses. Quienes ganaran el juego, llegaban a ser ofrendados y sacrificados, aunque este es un dato que no ha sido del todo confirmado.

los zapotecas

Tal como se acostumbraba en la mayoría de los centros ceremoniales de la época prehispánica, en la parte arqueológica de Monte Albán, se encuentra una enorme cancha en la cual se practicaba antiguamente el conocido juego de la pelota.

¿Cómo era el juego de la pelota de los zapotecas?

Antiguamente, este juego era practicado tanto en la vida cotidiana como también para celebraciones religiosas. El juego se desarrollaba mayoritariamente a nivel del piso, golpeando una pelota con la cadera, rodillas o los codos, para de esta forma hacer que la pelota pasara de un extremo al otro.

En la cultura zapoteca, era conocido bajo el nombre de “tiquija láchi” que pudiera definirse como la acción de jugar con las caderas.

El rito de los sacrificios

En algunas culturas prehispánicas donde se practicaba el conocido juego de la pelota, en el cual en el ámbito religioso, quien ganaba era considerado el más apto para ser sacrificado, era considerado un gran honor ser elegido para esta actividad. La sangre del sacrificio era considerada como algo bueno para la cosecha, y así el ganador ofrecía parte de su vida al resto del pueblo.

Con la llegada de los españoles y misioneros, estos consideraron que se trataba de una práctica barbárica y hasta satánica, sin embargo, esta era la forma en que los indígenas rendían tributo a sus dioses.

Anuncios